domingo, 13 de noviembre de 2011

Allí donde no existen los cuentos.

-Oye, ¿quieres contarme un cuento?
-¿Cuál?
-No sé, invéntatelo tú.
-¿Que me lo invente? ¿Quieres que te hable de un lugar donde no existen los cuentos?
Va de un príncipe sapo y un rey sin reino. De una reina de corazones que nunca ha estado enamorada, donde sus más leales amigos son cartas de una baraja que ya estaba marcada. En este lugar sin cuentos hay Caperucitas que se casan con lobos, y niños que nunca llegan a casas de algodón por más que se pierdan en el bosque. Hay Alicias que nunca conocen a su sombrerero loco, y nunca llega a prender la chispa de su locura. Nunca he visto en este lugar sin cuentos un Peter Pan que no creciera tarde o temprano, y luego estamos los demás, seres no mágicos como yo, a los que se nos escapa el tiempo entre las manos buscando crear un cuento para hacerle la vida más fácil a los demás, para que no tengas que crecer antes de tiempo, para que veas algo de magia en lo más común, para los que no queremos crecer.

2 comentarios:

Deschain dijo...

(Se pone en pie y aplaude haciendo que su madre se despierte)

Muy bueno señor, muy bueno.

Haridian dijo...

Bonita forma de describir la cruda realidad.